La hipocresía del gobierno catalán: francés sí, español no

http://files.convivenciacivica.org/Nota de Prensa. El español tratado peor que una lengua extranjera.pdf


El gobierno catalán insiste en discriminar la lengua española en el sistema educativo de Cataluña y le asigna para el próximo año escolar 2015/16 un peor trato que el de algunas lenguas extranjeras.

En concreto, en el curso 2015/16 la Consejería catalana de educación ha establecido que el francés pasará a ser lengua vehicular de enseñanza en centros educativos de numerosas localidades catalanas acogiéndose a la modalidad de bachillerato francés o "batxibac". Ello significa que en algunos cursos de estos centros el 33% del horario lectivo, 10 horas a la semana, dejarán de darse en catalán para pasar a ser impartidas en lengua francesa.

Convivencia Cívica Catalana critica que la Consejería promueva que se impartan 10 horas semanales en francés mientras incumple, por ejemplo, el decreto ministerial del gobierno central sobre la impartición de 3 horas semanales en español.


Igualmente llama la atención que la Consejería se niegue a dar un 25% de clases en español, como han pedido los padres y ha establecido la Justicia en varios colegios, mientras sí vaya a impartir un 33% de clases en francés en decenas de centros escolares de Cataluña el próximo curso.

Convivencia Cívica Catalana considera que la introducción generalizada del francés en detrimento de horas de catalán muestra la incoherencia y también la hipocresía de los argumentos utilizados por la Consejería.

Siempre que se ha planteado la introducción del español como lengua vehicular de enseñanza –aunque fuera sólo dos horas semanales- se ha apelado desde el nacionalismo a que ello perjudicaría el número de horas de catalán, su buen aprendizaje y pondría en riesgo “la salud del catalán”. Curiosamente, si se eliminan cinco veces más horas semanales de catalán, diez, para darlas en francés la Consejería del gobierno catalán no observa ningún problema para la salud del catalán ni para su correcto aprendizaje por los alumnos.

Puede descargarse la nota de prensa completa aquí.

Los consejos comarcales, caros y redundantes



http://files.convivenciacivica.org/Los consejos comarcales en Cataluña.pdfLos "consells comarcals" han estado rodeados de polémica desde su creación en 1987 por Jordi Pujol y se les ha acusado en numerosas ocasiones de ser meras oficinas de colocación de los partidos políticos y de tener una escasa utilidad..

El coste de mantener esta capa administrativa asciende a más de 500 millones de euros anuales y es superior, por ejemplo, a los recortes en sanidad del gobierno catalán.

Destaca también el elevado número de representantes de CiU y ERC en estos entes. Entre ambas formaciones tienen a más de 700 cargos políticos colocados en este nivel administrativo. Cabe agregar que estos asignan a su vez a cargos de confianza y personal nombrado para diferentes comisiones y funciones de los consejos. En total, según ha analizado la entidad, más de 2.500 personas figuran en nómina como personal adscrito a los consejos comarcales en Cataluña.

La asociación cívica ha solicitado la supresión de estas entidades y considera que no es posible defender objetivamente su mantenimiento más allá de los intereses partidistas de las formaciones políticas a las que beneficia.

Puede accederse a la nota de prensa completa aquí

Balanzas fiscales dentro de Cataluña



http://files.convivenciacivica.org/Los saldos fiscales dentro de Cataluña 2012.pdf
Convivencia Cívica Catalana ha publicado las balanzas fiscales dentro de Cataluña, de acuerdo al enfoque de “carga-beneficio” para el último ejercicio con información disponible, el año 2012. 

El análisis efectuado permite constatar
el significativo déficit fiscal que aplica el gobierno catalán a la provincia de Barcelona mientras las restantes tres demarcaciones, Gerona, Lérida y Tarragona, muestran un saldo de superávit fiscal.

Concretamente, la administración catalana obtiene de Barcelona el 81.5% de sus ingresos pero destina a esta demarcación sólo el 65.5% de sus gastos, resultando, como diferencia de ambas magnitudes, un déficit fiscal en términos relativos del 16%.

Por el contrario, la demarcación de Gerona muestra un saldo de superávit fiscal del 5%, la de Tarragona del 5.3% mientras Lérida presenta el superávit fiscal más elevado, el 5.7%.

A nivel comarcal, seis comarcas catalanas muestran un relevante saldo fiscal deficitario: el Barcelonés, el Vallés Occidental, el Bajo Llobregat, el Maresme, el Garraf y el Vallés Oriental.


Así, por ejemplo, de cada 100€ que pagan en impuestos ciudadanos y empresas del Vallés Occidental al gobierno catalán, 23€ no retornan a la comarca. 

El estudio pone de relieve que, como cabría esperar, el gobierno catalán ejerce una labor muy relevante de redistribución territorial y transferencia de flujos de solidaridad dentro de Cataluña, desde las zonas más dinámicas económicamente a las menos dinámicas, de manera similar al gobierno español dentro de España.

En este sentido, creemos desafortunado e incoherente que se califique de “expolio” o “maltrato fiscal” al trato de Cataluña dentro de España cuando el propio gobierno catalán está aplicando un trato fiscal similar a Barcelona dentro de Cataluña.

La entidad apela al ejecutivo autonómico catalán para que publique anualmente las balanzas fiscales de las demarcaciones catalanas como lleva a cabo el presente estudio. No parece coherente reclamar transparencia para conocer los flujos fiscales dentro de España mientras se oculta esa misma información dentro de Cataluña.
Puede descargarse el dossier de prensa en este enlace.

Sociedad Bilingüe, Administración Bilingüe


http://files.convivenciacivica.org/Sentencias del Tribunal Supremo sobre Diputaciones de Lérida y Gerona.pdfConvivencia Cívica Catalana valora de forma positiva las sentencias dadas a conocer por el Tribunal Supremo (TS) en que anula una parte sustancial de los reglamentos lingüísticos de las diputaciones de Lérida y Gerona por no respetar los derechos lingüísticos de todos los ciudadanos.

Por una parte. la Justicia reafirma su apuesta decidida por el bilingüismo y por “una plena y pacífica convivencia” de nuestras dos lenguas frente a la voluntad de marginar, arrinconar y excluir el español, mostrada de forma clara por ambas diputaciones. 

Por otra parte, el TS establece que una asociación cívica como Convivencia Cívica Catalana puede actuar legítimamente en defensa de los ciudadanos frente a los comportamientos no acordes con la ley de la administración catalana que vulneren determinadas libertades y derechos. Estas sentencias refuerzan, en definitiva, el papel de las organizaciones de la sociedad civil frente a potenciales arbitrariedades y abusos de la administración en Cataluña.

Convivencia Cívica Catalana considera que a una sociedad bilingüe le debe corresponder una administración bilingüe, que respete los derechos de todos, tanto catalanohablantes como castellanohablantes y lamenta la conocida actitud intolerante y excluyente contra la lengua española de las dos diputaciones. Más información puede encontrarse aquí.